¡Me he quedado a cuadros!

Entre el ordenador, el móvil, la televisión, el vídeo proyector, la libreta, los documentales sobre deporte…. estoy rodeado de cuadritos todo el día, así que he pensado escribir sobre ellos, sobre lo que me inspiran y me hacen darle vueltas a la cabeza… pero no por eso soy una persona cuadriculada 🙂

¡Sports field!

Si miras fijamente al primer cuadrado, el primer cuadrado te mira a ti… vale es coña, pero si eres un poco enfermo del deporte como yo, al mirar el cuadrado te puedes transportar a diferentes terrenos de juego, al verlo me imagino una pista de bádminton, tenis, básquet, fútbol sala, taekwondo…

Dentro y fuera de un terreno de juego hay miles de historias que podemos contar. La historia de superación de un deportista, el patrocinio social de un evento deportivo, la motivación que imprimen los entrenadores a sus deportistas, las emociones del público, los recuerdos de aquel triunfo…

Un sinfín de historias que merecen ser contadas, que deben ser contadas, vamos que hay que contar.

¡Thinking outside the box!

Vale que el término en inglés mola mucho pero el concepto es tan sencillo que a veces se nos olvida aplicarlo. Pensar fuera de la caja es ver también distintas soluciones que se plantean para un mismo problema.

Dentro de la comunicación estratégica y con los medios y canales actuales a veces hay que hacer el ejercicio de realizar un pensamiento lateral y disruptivo si queremos alcanzar e impactar a nuestros potenciales clientes.

Sabemos que la rueda ya está más que inventada pero igual hay utilidades que aún no sé han ideado para darle nuevos usos. Estamos en un momento donde el corsé de lo formal está desapareciendo y donde surgen nuevos puntos dentro de la comunicación para seguir sorprendiendo.

¡Be responsive!

Un sinfín de historias que merecen ser contadas, que deben ser contadas, vamos que hay que contar.

Hablar del término responsive nos lleva directamente a creer en el diseño adaptativo de un sitio web para que pueda verse correctamente en cualquier dispositivo móvil pero es más que eso.

Sabiendo que gran parte del consumo de contenidos proviene de los dispositivos móviles, ser responsive también es aplicar acciones de comunicación y marketing pensadas para ser consumidas preferentemente en dichos dispositivos.

Qué pasa si planteamos una acción cojonuda pero que luego tiene difícil consumo en dispositivos móviles, si no se ve bien, si cuesta entender la idea, si no respeta los tiempos y formatos propios de cada plataforma… en definitiva estaremos perdiendo oportunidades.

Así que, hay que pensar desde el cuadrado pequeño para llevarlo luego al grande, y no al revés.


Espero no haberte dejado a cuadros y que te haya gustado #nosvamosadivertir

Un comentario sobre "¡Me he quedado a cuadros!"

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s