UNA REFLEXIÓN EN VOZ ALTA

imagesCATZ9E10En la clase de Marca Personal Deportiva del curso de Altorendimiento, una de las conversaciones que tuvimos fue como los futbolistas en general (no todos) y algunos deportistas en particular rehúsan tener un contacto con sus públicos de manera continua.

Gestos tan simples como ir a saludarlos al finalizar un partido ( se gane o se pierda) , conversar con ellos por las redes sociales, pararse un momento después del partido para atender a los medios o firmar autógrafos a la salida del estadio cada vez es más complicado.

Clubes y deportistas en muchos casos, son el principal escollo para habilitar medios o lugares donde esto se lleve a cabo, de normal en algunos clubes, suele suceder lo contrario, cierran filas alrededor de sus jugadores, no conceden entrevistas (salvo en eventos patrocinados), no dan la cara en situaciones de crisis, se marchan por la puerta de atrás después de un partido…

Es cierto que no siempre un deportista después de una derrota o en una situación complicada puede no centrarse en realizar esos detalles, pero hay ejemplos en otros deportes, donde el deportista es consciente de la importancia de tratar con los medios, patrocinadores o aficionados (F1, Moto GP) o de agradecer al aficionado que ha ido a presenciar una final ( Tenis) , en el fútbol hemos visto este fin de semana, empezando por la copa del Rey y acabando por el partido del Deportivo de la Coruña, varios gestos que ensucian este deporte y los valores que representa.

Los deportistas son a día de hoy prescriptores de la sociedad, ejemplos para muchos niños, salvando la demagogia que puede existir en esta frase, deben saber que las acciones que realizan dentro y fuera del terreno de juego son la base para construir su imagen de marca, y por tanto deben ser conscientes que parte de su trabajo es tanto en las buenas como en las malas situaciones dar siempre la cara.

2 comentarios sobre “UNA REFLEXIÓN EN VOZ ALTA

  1. Coincido con todo Javier. Si me permites, me gustaría hacer una reflexión personal. Pienso que la razón por la que los futbolistas se esconden tanto es por la propia cultura que rodea al fútbol, de odio excesivo hacia el rival. Por poner un ejemplo de un deporte que conozco muy bien, el triatlón, cuando Alistar Brownlee (inglés) y Javier Gómez Noya (español), que serían en el triatlón como un Real Madrid vs. FC Barcelona en el fútbol, se enfrentan en las World Series, por ejemplo, en Madrid, a ningún aficionado se le ocurre silvar ni insultar a ningún participante, aunque sea el máximo rival de nuestro mejor triatleta. Al contrario, se le aplaude, se le anima, se le venera…porque es tal su talento que poder disfrutar del mismo en directo es digno de la mayor de las admiraciones. En este contexto amigable, es mucho más sencillo para el deportista tomar la decisión de exponerse al gran público y compartir el tiempo que sea necesario con los aficionados. En triatlón animamos y queremos hacernos fotos con todos y cada uno de los participantes, independientemente de su nacionalidad o el puesto que ocupen en la clasificación, porque admiramos el esfuerzo y el espectáculo conjunto que ofrecen. He jugado al fútbol federado desde pequeño. Ni como jugador ni como aficionado he visto jamás ésto que ocurre en el triatlón (y otros muchos deportes) en el fútbol. Con el grado de odio y rivalidad que existe en este deporte, que sufre una gravísima crisis de valores, yo también me pensaría mucho exponerme a la irracionalidad de tanto “hoolligan”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s