MARCA PERSONAL DEPORTIVA: BRANDBEQUE

Dentro del mundo de la imagen de marca de los deportistas, hay que tener muy en cuenta la gestión de las apariciones en medios, eventos o anuncios. Es clave saber gestionar estas apariciones porque si no, podemos conseguir “quemar” la imagen de la marca del deportista.

Es cierto que ante un buen momento deportivo del jugador, a corto plazo se puede sacar una rentabilidad económica y mediática, pero hay que tener claro que es en ese momento cuando mayor control de las apariciones de la marca del deportista se debe tener.

Hay deportistas que cuando están en un buen momento de forma, se les comienza a asociar empresas de diferente ámbito que lo único que quieren es aprovechar ese momento de éxito para patrocinar al deportista. Entonces el deportista pasa a convertirse en un hombre anuncio, envuelto por marcas que sus valores o imagen nada tienen que ver con los valores del deportista, sino que es una mera transacción monetaria, donde el deportista se convierte en poco más que un mono de feria.

El deportista no es consciente de que esa asociación con empresas, sin una clara estrategia detrás a largo plazo, puede acabar perjudicándolo, ya que se convierte en una marca quemada, donde otras empresas en el futuro no podrán asociarse a él, y porque crea una confusión de asociación de marcas dentro de la mente del consumidor.

Una buena estrategia se basa en marcar un limite de empresas a las que asociarse. Apostando por empresas que aparte del interés monetario pueden aportar otra serie que valores en el futuro al deportista. Un caso que me gusta mucho, es el de Iker casillas o Rafa Nadal que han sabido asociarse durante toda su carrera deportiva a varias marcas, pero con una clara gestión estratégica para no acabar quemado por todas ellas.

De igual forma, hay que saber gestionar las apariciones en eventos y en prensa, refiriéndome a prensa en saber gestionar entrevistas de calidad que aporten mucho más valor al deportista y no sólo conceder entrevistas con el afán de aparecer porque si en los medios. De igual manera, hay que saber escoger en que eventos participa y dan valor a un deportista y cuales otros lo convierten en uno más de la farándula.

Para ello, siempre hay que establecer unas pautas de trabajo, marcar una estrategia e intentar asociaciones y apariciones en medios que aporten valor de futuro  a la marca del deportista. No se debe quemar al deportista porque sino, al final su marca es sólo pasajera.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s